El club organizador, La Vinosilla, ha querido continuar apostando por el deporte adaptado, manteniendo las dos categorías de deporte adaptado, la de silla de ruedas y la de personas con cualquier otra discapacidad, más ocho para el resto, que va desde menores de 16 años hasta los mayores de 50.

Como en la edición anterior, los participantes recorrerán 10.000 metros de terreno llano, el 92% de asfalto, por el club y los paseos de la ribera, y el 8% restante de tierra, por el parque de La Isla, y la idea de la organización es que acudan a disfrutar del día con su familia porque habrá monitores y actividades en el club para los niños y los corredores podrán después disfrutar en familia de las instalaciones, además de contar con atención médica, podológica y masajes.